De ojos y percepciones…

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPor circunstancias que no siempre tienen explicación, ayer amanecí viendo manchas y líneas que aparecen entre el objeto observado y mi ojo izquierdo. Según el diagnóstico de los médicos que me asistieron se solucionará con gotitas, reposo y paciencia.

Mi sabia abuela Eleonora solía repetir una frase que nunca supe si era propia o ajena, pero cargada de pragmatismo: “mientras la naturaleza cura la medicina entretiene”.

Y así ando estos días, tratando de observar el mundo a través de las variadas y extrañas formas que me devuelve mi ojo, transformado en un túnel caleidoscópico. La primera reflexión es comprobar que las cosas pueden ser extraordinariamente diferentes para cada observador, de acuerdo al filtro que se interpone entre lo observado y el ojo que observa.

La dependencia que tiene el cerebro de estos pequeños órganos inspira las más intrincadas ideas simbólicas, y constituye una fuente de inspiración para entrar al plano metafórico.

El ojo es el Rey. Deberíamos degradarlo para jerarquizar cualquier otro sentido. Descartes expresó que toda la conducción de la vida depende de nuestros sentidos, de los que la vista es el más noble y universal, y mucho antes Leonardo Da Vinci le rendía honores, diciendo que es el ojo, denominado la ventana del alma, el principal medio para apreciar la forma más completa y profusa de las infinitas obras de la naturaleza.

Los ojos son el espejo del alma, nos dice la expresión popular. Tal vez por ello, conscientes de este reflejo del fulgor interior, muchos prefieren ocultar sus hipocresías habituales cubriéndolos con la impersonalidad que brindan los anteojos oscuros.

Concuerdo con Italo Calvino cuando afirmaba que contemplar tus propios ojos no es nada fácil; sin embargo, como cualquier situación, trato de utilizarla para entender y aprender nuevas cosas. Todo es tan vasto y desconocido en la fascinante experiencia del autoconocimiento que, si lo ejercitamos, nos convierte en incansables intronautas.

La concentración y la meditación son herramientas valiosas para desarrollar otras capacidades poco exploradas.

Como nos anunciaba el inspirado Salvador Dalí, eterno viajero a otras dimensiones: Mientras estamos dormidos en este mundo, estamos despiertos en otro.

Edgardo Caramella

Consultor en Alta Performance y Calidad de Vida – Método DeRose

 

2 Comentarios

  1. tus ojos son bellos pero tu mirada lo es más todavía; la apariencia adquiere infinitas formas mientras nosotros ejercitamos la percepción habitando el mundo.
    Un abrazo querido Ed-

  2. Te quiero mucho Edgardo!!!

Responder a silvia ceriani Cancelar respuesta